Aftas bucales (llagas en la boca). ¿Qué hacer?

Son dolorosas y muy incómodas, pero con estos consejos podrás acabar con ellas. Aprende más sobre cómo acabar con las aftas o llagas.

Es muy frecuente que en algún momento de tu vida puedas tener una llaga en alguna parte de la boca (en garganta, lengua, paladar o incluso la parte de dentro de las mejillas). A estas llagas se les llaman aftas, y aunque en realidad no tienen mayor importancia y tienen fácil curación, son muy molestas y llega a desesperar a mucha gente que las sufre.

En realidad, estas llagas o aftas bucales son como unas pequeñas úlceras de color amarillo o blanco que aparecen en esas partes de la boca que os hemos mencionado. La buena noticia es que las úlceras suelen desaparecer por si solas a los 10 días como máximo, sin necesitar medicación, pero si realmente te duele, sí que puedes tomar alguna cosa que te va a aliviar y que os explicaremos más abajo.

Las aftas bucales son muy frecuentes, casi tanto como las caries, por eso escribimos este artículo, para que te puedas informar bien de este problema.

¿Qué causa la aparición de aftas?

En realidad no se sabe muy bien qué causas son las desencadenantes de que en tu boca aparezca una llaga, pero sí que se sabe que hay determinados factores que pueden propiciar la aparición de las úlceras. Entre las más comunes podemos citar:

  • Cambios hormonales y bajadas de defensas (muy frecuente cuando se tiene la menstruación).
  • Estrés emocional.
  • Mala alimentación (falta de algunas vitaminas en tu dieta diaria).
  • Mala higiene de la boca.
  • Factores hereditarios (si tus padres son propensos a la aparición de aftas, tú tienes muchas papeletas).
  • Haberse mordido comiendo o por algún traumatismo.

Esta enfermedad bucal es mucho más común entre mujeres, ahora bien, si aparecen en los hombres son más agresivas e incómodas.

Tratamiento para la aftas bucales

Generalmente, el tratamiento médico para este problema va destinado a aliviar los síntomas y molestias que provocan las llagas, ya que como hemos dicho suelen desaparecer por si solas.

Entre los remedios más comunes se encuentran:

  • Colutorios y enjuagues bucales que tienen algún anestésico (lidocaína).
  • Antiinflamatorios para evitar la inflamación y disminuir el dolor.
  • Enjuagues antisépticos.

También se recomienda no comer alimentos demasiado duros que puedan irritar estas llagas, así como comidas muy picantes, demasiado calientes, etc. Además, si vas a beber, puedes utilizar una pajita y de esa forma evitarás el contacto directo del líquido con la llaga (disminuyendo el dolor).

No confundir con los herpes

Estas aftas no deben confundirse con los herpes bucales (de los cuales hablaremos en próximos artículos).

Si quieres mayor información, te animamos a que visiones el siguiente video donde un médico os explica qué son las aftas bucales y las causas y sintomatología más comunes.

Mas información en la wikipedia.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook2

1 Comment

  1. José Luis siles Luján 17 noviembre, 2012 at 4:50 pm Reply

    En verdad agradezco por la información, recomiendo particularmente atención en salud bucal, que encontrarás una serie de iilustraciones para tu cuidado personal. Porque la lengua es el espejo del interior de nuestro organismo. Visité frecuentemente a su ODONTÓLOGO.

Deja un comentario

Required fields are marked *.