Prótesis dentales

Hay varios problemas preocupantes con respecto a la salud bucal, pero afortunadamente siempre hay una solución para cada caso: hoy hablaremos sobre la prótesis dental, la cual consiste en reponer los dientes que se van perdiendo a partir de dos métodos diferentes.

De entre todas las prótesis existentes, encontramos las móviles, como puedan ser las famosas dentaduras postizas, o las fijas, que ya entramos en el terreno de implantes.

Sea como sea, vamos a explicarlas detalladamente, pues todas tienen sus características particulares, y unas pueden irnos mejor que otras, dependiendo de nuestro presupuesto y nuestras necesidades.

Seguro que vas a encontrar buena información que puede venirte bien si estás pensando en acudir a tu odontólogo para solucionar algún problema en tu dentadura.

Prótesis móviles

Tenemos las prótesis móviles, que consisten en diferentes materiales que se pueden retirar diariamente y que permiten un mayor control de lo que tenemos en la boca durante el día (todos recordamos a algún pariente lejano mayor que dejaba su dentadura postiza dentro de un vaso de agua).

Es de fácil aplicación y es utilizado por muchas personas por su simple utilización, además de los cambios que se pueden realizar rápidamente en caso de que haya algún problema con su colocación.

Los materiales que se usan suelen ser o resina (que es fácil de utilizar y manipular, además de económico, aunque también hay que aclarar que las otras prótesis suelen tener diferentes partes de resina para ayudar a la flexibilidad del objeto) o metales diferentes (ya sea oro, plata, níquel, cromo, etc … que se suelen fusionar entre si para un mejor armado del producto).

Prótesis fijas

También existen las prótesis fijas, que consisten en usar elementos que se atornillan o se cementan, y que el único que puede encargarse de quitarlo es el dentista, proceso donde se sujetan las prótesis en los dientes colindantes, formándose un puente.

Gracias a los avances en el campo de la odontología, es mucho más sencillo realizar un cambio en caso de rotura o desgaste.

Además de estos dos tipos de estilos, también hay prótesis mixtas que llevan una parte sujeta a la boca y la otra que se puede retirar fácilmente por uno mismo.

Las prótesis dentales aumentarán tu calidad de vida

Este tratamiento es muy valioso para aquellos que tengan problemas de caída de dientes, ya que se recuperará el movimiento normal de la boca, además de conseguir una mejor habla y alimentación. Hay que destacar que, con el perfeccionamiento de los últimos años, se ha logrado conseguir fácilmente una mejoría en las prótesis, por ende es sencilla su utilización y no se suele sentir, entonces no será un obstáculo para realizar todas aquellas cosas que no se podían con anterioridad y que uno, en estos momentos, quiere disfrutar realmente.

Por último, hay que tener en cuenta que su colocación es importante para validar su función. Con esto queremos decir que algunas personas asumen que no está funcionando, y sin darse cuenta, el problema es sencillamente un error en la postura que le han dado, por eso aquí les decimos que no se preocupe, y en caso de que sienta alguna molestia, no dude en consultar con su médico.

En muchos casos, es posible sufras de mala retención, que consiste en que no se mantiene bien sujeta a la boca la prótesis y el soporte, por culpa de que no se ha elegido bien el soporte para la boca. Por eso mismo,es necesario algunos exámenes previos para una mejor satisfacción del cliente.

Las prótesis dentales son una buena opción si no tienes mucho dinero para gastarte. Son mucho más baratas que, por ejemplo, los implantes dentales.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0

Deja un comentario

Required fields are marked *.